Help

jakob-lorber.cc

Capítulo 3 El Gobierno de Dios, Libro 1

14. ¡Diles aún que de ninguna manera se escandalicen con la Iglesia! Porque cada alimento que Yo recomiendo, para todo aquel que lo quiere tomar en el espíritu y en la Verdad, se lo purifico, de modo que puede fortificarse con él sin temer nada. Todo lo que Yo doy a mis hijos es puro; y para quienes lo he bendecido, su forma exterior no lo profana. Voy a bendecir el templo en que se encuentren y el lugar será santo, porque Yo, su Padre santo, estaré en su medio, vayan a donde vayan, y nadie les tocará un pelo.

Capítulo 3 Vista móvil Aviso legal