Help

jakob-lorber.cc

Capítulo 6 Cartas de Jesús

Porque el agua no se aclara y sus efectos dañinos siguen siendo los mismos. Oh Señor, sé que todos los poderes, buenos y malos, están a Ti sometidos y tienen que ceder a Tu menor señal. Por lo que te suplico que, misericordiosamente tengas piedad de mí, librándome de esta plaga, por mi pobre nación, —¡Hágase Tu divina y santa voluntad! – Cartas de Jesús, Capítulo 6, Párrafo 7

Capítulo 6 Vista móvil Aviso legal