Help

jakob-lorber.cc

Capítulo 14 El Gobierno de Dios, Libro 1

Por este motivo, conscientes de nuestra gran vileza, ¡echémonos en la tierra para llorar desconsolados hasta que ya no haya lágrimas en nuestros ojos... hasta que hayamos devuelto al Señor lo que es suyo y que no merecemos!... Y que luego proceda con nosotros conforme a su santa Justicia, según su Voluntad desde la eternidad». – El Gobierno de Dios, Libro 1, Capítulo 14, Párrafo 18

Capítulo 14 Vista móvil Aviso legal