Help

jakob-lorber.cc

Capítulo 24 El Gobierno de Dios, Libro 1

15. Y ahora, Caín, ¡acércate!». Caín se acercó a su hermano Abel ––a la columna de fuego–– que le abrazó, con lo que se volvió negro como el carbón y su pelo se quedó totalmente rizado. Lo mismo pasó con los otros cinco.

16. Abel todavía le dijo: «Bien, hermano Atheope, ahora eres libre de toda culpa que se ha quedado con Hanoc... En adelante actúa pues conforme a la voluntad del Señor. ¡Amén!».

Capítulo 24 Vista móvil Aviso legal