Help

jakob-lorber.cc

Capítulo 1 El Gran Evangelio de Juan, Libro 1

23. Este quinto versículo quiere indicar cómo Yo —siendo absolutamente el mismo que era desde toda la eternidad— vine a este mundo creado por Mí y de Mí mismo. Pero el mundo no me reconoció como a su Ser primario.

24. Pero Yo, Origen primario de todo Ser, por mi eterna Luz tenía que ver que el sentimiento de sublimidad en el hombre —su Luz primaria— iba agotándose cada vez más por la lucha continua, y con él la luz de la vida en los hombres. Si Yo me hubiese acercado a los hombres con la misma Perfección divina, en la cual ellos tenían su origen, no me habrían reconocido. Y si hubiese surgido de improviso, con un cuerpo humano limitado, la culpa habría sido mía si no me hubiesen reconocido.

Capítulo 1 Vista móvil Aviso legal