Help

jakob-lorber.cc

Capítulo 196 El Gran Evangelio de Juan, Libro 1

15. «Querido amigo, eso ya lo sé», le contestó Kisiona. «Lo que yo preguntaba era la manera cómo esto es posible. ¡Lo veloces y seguros que tendrán que ser tus movimientos! Comparado con tu rapidez, ¡un rayo cae a paso de tortuga! ¡Ay, ya no puedo ni pensar! Si por lo menos hubieras necesitado un poco de tiempo, entonces la cosa sería más comprensible; pero así, instantáneamente, esto es lo que me desconcierta. De modo que, con profundo respeto y admiración, ya no me atrevo ni a respirar...».

Capítulo 196 Vista móvil Aviso legal