Help

jakob-lorber.cc

2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 resultados 100 - 120 de 12160

[GD 1.15.20] Pero una vez que hayas calmado tu hambre y tu sed, dirige tus pensamientos al Señor en su gran Amor y su Gracia misericordiosa, y acuérdate que lo primero es lo último, y lo último es lo primero.

[GD 1.16.7] Y tú, Abel, toma la espada en tu diestra y sígueme a un lugar muy lejos de aquí, a una montaña alta en medio de un desierto extenso. Allí encontrarás una abertura. En esta mete la espada de tal manera que su punta apunte al cielo y que de los dos filos llameantes el uno esté dirigido hacia el mediodía y el otro hacia la medianoche.

[GD 1.16.12] Conforme a mi Voluntad secreta le insinué a Abel en su corazón que diera la Bendición a su padre terrenal, y enseguida él lo cumplió.

[GD 1.17.1] Tras haber cumplido minuciosamente con la Palabra de Dios, Abel volvió a los suyos que ya le estaban esperando con toda ansiedad. Y como ya había hecho el sacrificio conforme al orden del eterno Amor y había entregado el recipiente vacío a Adán, de nuevo el eterno Amor abrió la boca del ángel y dijo:

[GD 1.17.2] «Abel, el hijo más obediente de mi Amor misericordioso, ahora Yo te nombro pastor y preceptor de todos tus hermanos, y consolador de tus padres. Por este motivo, cada día del Señor por la mañana cuando se levanta el Sol, vas a hacer un sacrificio con los frutos más puros y limpios que te señalaré. Y por la tarde, cuando se ponga el Sol, los enciendes con el Fuego del Amor que te mostraré, dado que mora oculto en una piedra natural... y te mostraré cómo sacarlo cada vez cuando lo necesites. Y, el día del Señor, no cubras tu cabeza entre la medianoche y la medianoche siguiente, para que sea libre de recibir mi Gracia... Que todos tus hermanos se la descubran por la mañana y que vuelvan a cubrirla por la tarde... y que tus hermanas no descubran su semblante durante todo el santo día del Señor... Sólo Eva, cerca de mediodía, podrá mirar tres veces hacia el altar de Dios.

[GD 1.17.4] Y ¡ay de aquel que ose enfrentarse con su padre! A él le miraré con ojos de ira, porque la cabeza del padre es como la Santidad de Dios. Cada uno que en su corazón esté arrepentido puede ser atendido; sin embargo, a todo aquel que profane el menor indicio de mi Santidad, el fuego inextinguible de ella le agarrará y consumirá cada lágrima de arrepentimiento en él, con lo que perecerá para siempre.

[GD 1.17.9] En adelante, Abel, enseñarás a todos tus hermanos los trabajos más diversos, a cada uno un trabajo distinto, para que entre ellos puedan servirse mutuamente con amor y dar consejos sabios.

[GD 1.17.10] A tus hermanas, enséñales hacer hilos de las briznas de diversas plantas, a trenzarlas en cintas y de estas preparar ropa para sus hermanos y para ellas mismas, para mantener el amor conforme al Orden.

[GD 1.17.17] A ti, Abel, te señalaré un rebaño de animales muy mansos para que lo apacientes. El nombre que darás a cada uno será el nombre justo. Y cuando los llames con su nombre, te reconocerán como a su pastor y te seguirán a donde vayas.

[GD 1.17.22] Aquel que lo omita, pronto se enterará de las consecuencias; y a aquel que se olvide tres veces de ello, le castigaré con un sueño largo. Pero el que lo omita por su pereza, ¡que engorde como un cerdo y que se vuelva estúpido como un burro, con lo que los niños se reirán de él por la asquerosidad de su aspecto! En caso de que él quiera volverse como los hijos obedientes, entonces tendrá que ayunar mucho y no comer sino pan seco.

[GD 1.17.24] Por la mañana comed las frutas de los árboles, al mediodía el fruto del árbol de la Vida, y por la tarde comed leche y miel. Para que consigáis esta miel os mandaré pequeños insectos que la recogerán en las ramas de los árboles. A estos insectos llamadlos “Celie”, lo que significa “el cuidado del Cielo”. Y tres días antes del día del Señor matad una oveja, limpiadla de su sangre y asadla durante el día con el fuego de la piedra para comérosla por la tarde, alegremente.

[GD 1.17.25] Que también Caín y su mujer Ahar vayan a comer junto con vosotros de la carne de este animal manso; pero que por lo demás se queden en el campo y coman su pan con los frutos de allí.

[GD 1.18.1] Acto seguido el ángel se acercó a Abel y le besó fraternalmente. Y a todos, sobre todo a Caín, les aconsejó la obediencia estricta para que algún día pudieran alcanzar la plena libertad, la Fuerza y Potencia que resultan de ella ––lo cual es el gran Poder de la Gracia que resulta de la Misericordia del Amor–– y para que, en su interior, pueda convertir a la serpiente en la imagen del Amor... y de esta manera producir frutos de Bendición y jamás ya de la ira de la Divinidad.

[GD 1.18.4] Y mira, no muy lejos de la choza que Caín se había construido de las ramas de los árboles y cubierto con la paja del trigo, había un río caudaloso que Yo había hecho surgir desde la profundidad de las montañas que se encuentran en medio del gran país “Ahalas” que quiere decir “cuna de los hijos de los débiles y los descendientes de Adán” (el continente que hoy en día llamáis Africa).

[GD 1.18.5] Pero Caín que no quería servirse del agua y se volvió perezoso y apático por el gran calor que hacía, ni se dirigió a Mí por pedirme consejo y menos aún a su hermano Abel.

[GD 1.18.7] Al mismo tiempo Abel encendió su sacrificio ante los ojos del Señor y dijo penetrado de gratitud: «Santo Padre, que con el gran ojo de tu Sol nos estás mirando benignamente con toda la Fuerza de tu Amor ardiente... aunque este calor de tu Amor inconmensurable para con nosotros ––que somos pecadores–– queme nuestra piel, ¡tanto más fervorosamente late mi corazón para Ti!

[GD 1.18.9] ¡Qué dulzura, el poder sentir cómo arde este Fuego puro de la Vida que surge de Ti!... ¡Es una escuela preparatoria sagrada que tiene que prepararme para que en lo venidero sea apto para recibir la Vida más pura de Ti! ¡Qué Bondad debe ser la Tuya, oh Padre santo, para que aquí ya en esta Tierra nos dejes experimentar la grandeza inconmensurable de tu gran Gracia!

[GD 1.18.10] *** Translation missing ***

[GD 1.18.11] Este fuego que acabo de encender para Ti a base de mi pobre amor, ¡qué frío y oscuro resulta en comparación con el Tuyo que irradia sobre nosotros indignos desde tu Sol tan lejano que no es sino una gota del mar inconmensurable de tu Misericordia ilimitada!

[GD 1.19.6] Mira, te he observado con paciencia y no he dejado caer mi diestra castigadora sobre ti, ni te guardé ira en mi Santidad... Por esto, ¡considera mis palabras, y vuélvete devoto en tu corazón! Entonces me resultarás agradable y volveré a aceptar tus sacrificios. Pero si secretamente persistes en la maldad de tu corazón, entonces el pecado se habrá preparado un cobijo en él y reinará en ti... y tú y todos tus descendientes se volverán esclavos de él, con lo que a todos os alcanzará la muerte.

2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 Vista móvil Aviso legal