Help

jakob-lorber.cc

4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 resultados 140 - 160 de 12160

[GD 1.21.14] Sólo si alguno de vosotros se volviera sumamente devoto, y pasara la prueba de fuego de mi Amor, a él el acceso le sería permitido, incluso para entrar en las entrañas de las montañas para recoger minerales y hierro para preparar herramientas, tal como vuestras necesidades os enseñaran.

[GD 1.22.2] Ved, su Dios también es el nuestro, pero para ellos es un buen Padre, mientras que para nosotros es un juez. El Padre conoce su amor y tiene ojos y oídos para ellos. Pero nuestro caso es distinto: Nosotros somos entregados a nosotros mismos y podemos actuar conforme nos dé la gana. Sin embargo, si queremos subsistir, precisamos de leyes y de un orden. De no ser así, en una pelea, cualquiera podría matar a otro a golpes por pura arbitrariedad, de modo que el recipiente de la Justicia se llenaría antes del tiempo... y todos pereceríamos por el gran peso de nuestras atrocidades que recaerían sobre nosotros... Ante esta situación, con fuerzas unidas, vamos a buscar una gran cantidad de piedras para construir una vivienda grande y sólida para él y, conforme nuestro número, para cada uno de nosotros una más pequeña, todas en un círculo alrededor de la suya, para que él alcance todos con la vista y pueda observar vuestras actividades. Él estará exento de todo trabajo y como soberano en vuestro medio comerá del trabajo de vuestras manos.

[GD 1.22.5] Y para la consagración de este mi enunciado, juro en el nombre del Cielo y toda su Justicia implacable y en el nombre de esta Tierra que es la morada cruel de la maldición de Dios: A cada infractor le alcanzará, puntualmente y con todo rigor, lo que acabo de comunicaros como padre y soberano.

[GD 1.22.6] Después de mí vendrá vuestro hermano como verdadero señor y legislador conforme a su comprensión y arbitrariedad... De modo que él mismo será exento de toda ley y para vosotros cada una de sus acciones arbitrarias se volverán una ley –– hasta que a él le parezca bien abolirla.

[GD 1.22.7] Ahora conocéis mi voluntad. Si dentro de la severidad de la justicia queréis subsistir observando las leyes del orden para evitar el juicio que os alcanzaría a todos si en el entorno de la justicia no constase “juicio por juicio”, ¡entonces actuad conforme a mi voluntad!».

[GD 1.22.8] Acto seguido todos se fueron para poner manos a la obra para construir una ciudad. De esta manera estuvieron trabajando durante sesenta años, y como las construcciones frecuentemente se derrumbaban, necesitaban mucho tiempo para erigir el edificio para el nuevo soberano; y sólo lo pudieron terminar después de que Yo, en un sueño, le hube mostrado a Hanoc cómo debían proceder en sus construcciones. Porque Yo tenía compasión de los pobres hijos que sufrieron muchos malos tratos por parte de Caín extremadamente rígido, ordenado y legal. Porque reinaba sobre los suyos como un tirano, oprimiéndolos y manteniéndolos en terror y gran miedo de los castigos sin perdón ni compasión ––porque en él mismo no había amor sino únicamente obediencia ante toda ley–– sin tener en cuenta que una obediencia por mero miedo al castigo, en realidad, no es ni mucho menos una obediencia sino es mero amor propio... Sólo aquel que se ama a sí mismo respeta la ley por mero miedo del castigo, porque cuando experimenta el dolor del castigo se compadece a sí mismo en su debilidad irremediable. Sin embargo, a la mínima ocasión cuando nade le mira, maldecirá la ley y al legislador y, en cuanto pueda, pisará la ley con los pies.

[GD 1.22.9] Si en tales condiciones un hombre ha podido acumular cierta fuerza, entonces se lanzará con doble crueldad contra las leyes ––ya sean buenas o malas–– y las destruirá junto con el legislador que carece de todo amor. (Nota bene: Todo esto también debieran tenerlo en cuenta todos los soberanos y legisladores de la época actual; de lo contrario también a ellos les esperará la misma suerte... si se imaginan que el miedo es el único medio para mantener el orden y las ventajas que les resultan por la obediencia muda por parte de los esclavos; con lo que más pronto o más tarde, o sea aquí o en el Más Allá, experimentarán sensiblemente qué clase de frutos producirán las leyes que no tienen su origen en el amor más puro y desinteresado.)

[GD 1.22.10] Pues mira: Caín, dentro de toda justicia, actuaba con tanta crueldad porque ––tras las lágrimas del arrepentimiento de una mala acción–– frecuentemente no obtuvo mi plena Gracia ni mi disposición que tampoco le podía consentir, porque su arrepentimiento se orientaba únicamente hacia la pérdida de mi Gracia, pero nunca en la pérdida de mi Amor...

[GD 1.22.12] Ve, así fue en el caso de Caín, porque él había proscrito al amor para atenerse a la justicia... sin haber considerado que sin amor no hay justicia... y que, en realidad, la Justicia es sumo Amor sin el cual todo tendría que perecer...

[GD 1.23.2] «Ve, Hanoc, en este edificio construido únicamente para ti, te entrego todos mis derechos paternales con todo poder para que reines sobre nuestros hijos y todos sus descendientes, mediante leyes sagradas para ellos. Poco importa si una ley es así o asá, porque la importancia mora en su observación estricta, con lo que constará: “Actuar conforme la ley es actuar correctamente –– mientras que actuar en contra de ella es un fallo acabado”... un fallo que acarrea la sanción irremediable conforme a la importancia de la infracción.

[GD 1.23.5] Acto seguido el nuevo soberano abrió la boca y dijo: «¡Oíd, todos vosotros que sois súbditos míos, hombres y mujeres!, ¡que nadie jamás considere algo como propiedad suya sino únicamente como mía, para que finalmente se terminen las peleas entre vosotros! Por lo tanto, en adelante, vais a trabajar para mis despensas; y en cambio yo os daré de comer, a cada uno conforme su aplicación... Los más fieles podrán estar más cerca de mí que los menos fieles... Los observadores de los reglamentos y los ejecutores de los castigos tendrán una comida más opulenta... Pero ¡ay de los desobedientes, porque a ellos los despacharé a las montañas donde las bestias salvajes los despedazarán! Aquellos que infringen mis leyes por pereza, falta de atención o descuido, ellos serán castigados con látigos hasta que sangren... A los que se atrevan a contradecirme en lo que fuera, se les arrancará la lengua y luego se les echará a las serpientes... Y aquel que osara mirarme de reojo, a él se le vaciarán los ojos para que en adelante ya no pueda ver a su soberano. El perezoso servirá de bestia de carga y será tratado como tal, con palos, para que sus manos y pies se vuelvan más ágiles.

[GD 1.23.7] Ante esta evolución hasta Caín quedó consternado, con lo que todos, profundamente asustados, salieron de la vivienda de Hanoc, maldiciendo en sus corazones a su cruel padre Caín que les había causado semejante destino.

[GD 1.23.9] Pero Hanoc se levantó y les dijo: «¿Dónde están los frutos de vuestro trabajo? ¡Traedlos aquí, depositadlos en mis despensas y a cada uno le daré lo que le corresponde!».

[GD 1.23.12] De modo que por esta vez Caín y su mujer tuvieron que ayunar y se fueron de la casa de Hanoc sin encontrar alma misericordiosa alguna entre sus descendientes que les diera de comer. Ante esta situación salieron a los campos para alimentarse de los frutos que habían quedado; y como no tenían vivienda construida, los dos durmieron a cielo raso.

[GD 1.23.14] Cuando de nuevo habían trabajado una jornada intensiva –– los unos recogiendo frutos, los otros en la construcción de nuevas casas, viviendas y despensas, y otros para la comodidad de su soberano, su mujer y sus hijos, entonces de nuevo todos se presentaron en la gran casa de Hanoc y le trajeron frutos u otros justificativos de su actividad, pidiéndole comida conforme a lo reglamentado –– incluso Caín con su mujer.

[GD 1.23.15] Pero Hanoc se levantó furioso y dijo: «¿Cuántas veces aún queréis comer al día? –– ¿Acaso os imagináis que os mando recoger frutos para que podáis hartaros aquí sin más preocupaciones? ¿De qué, entonces, viviría yo y mi servidumbre que no trabaja como vosotros sino que tiene que portarme en los brazos –– siendo su señor? Por esto, ¡apartaos de mí y que de todos vosotros nadie ya se atreva pisar el umbral de esta mi vivienda señorial! En adelante mi servidumbre recibirá de vosotros los frutos que son para mi casa. Y vosotros mismos podréis comer frugalmente de los frutos que de por sí han caído de los árboles y de las zarzas... ¡Y esto se aplica tanto a los que recogen frutos como a aquellos que trabajan en la construcción! –– Con lo que tenéis un nuevo mandamiento que tenéis que cumplir... ¡Y ay del infractor!».

[GD 1.23.16] Sólo Caín tomó la palabra, consternado, y preguntó tristemente: «Oh Hanoc, gran soberano y anteriormente hijo mío, dime con justicia conforme a tu corazón: ¿Acaso tu padre y tu madre no están exentos de todo lo que mandaste sabiamente a tus súbditos, conforme a tu parecer? Ya que me tratas como a mis hijos, entonces dispón por lo menos que ellos alimenten a su padre y su madre. Porque ya somos ancianos y nos hemos vuelto débiles. O permite que podamos irnos de aquí hasta al fin del mundo, para que ya no tengamos que ver la gran aflicción de nuestros hijos que viven en la miseria bajo el yugo pesado de una justicia arbitraria».

[GD 1.23.17] «¿Qué me estás preguntando? –– ¿Acaso no soy justo cuando actúo según me instruiste y me diste el poder? Fuiste tú mismo el que únicamente a mí me declaraste exento de la ley, sin excepción tuya... ¿Cómo, entonces, exiges ilegítimamente algo tal de mí, cuando me obligaste a que contigo ––el primer legislador–– cumpliera con las severas consecuencias legales de la desobediencia, estableciendo de esta manera un ejemplo sin piedad para que sirviera de escarmiento para todos los demás? De modo que si actúo así, ¿acaso no es justo? Porque donde no hay amor sino únicamente mera justicia, ¿cómo puedes tú enfrentarte a mis leyes arbitrarias para conseguir una excepción en forma de una gracia que nunca puede ser compatible con la justicia de las leyes de tu soberano? El hecho de que seas mi padre, ¿qué me importa? Lo que soy, ¿acaso no lo fui por ti, sin que hubiera puesto la menor condición para tanto? Tú me engendraste ajeno a mi voluntad y me hiciste soberano, también ajeno a ella. Dime, pues: ¿Qué clase de compromiso legal pudiera yo tener ante ti, ante el hecho de que me trajeron a este mundo y me hicieron lo que soy sin que jamás nadie hubiera consultado con mi voluntad ––ni tuve voluntad ni puse condición alguna–– sino que fui un producto de tu lascivia y fui soberano a causa de tu ambición...

[GD 1.23.18] ¡De modo que huye de mi vista, adonde quieras, para que no te alcancen las consecuencias severas de la justicia! He aquí la única gracia que te concedo debido a mi libre voluntad de poder hacer lo que quiero. Y ahora, ¡ve y huye!».

[GD 1.25.4] Y Atheope comió y bebió, aprovechando de los frutos de toda clase y, durante mil años, engendró aún setecientos hijos. Después le renové, convirtiéndole... y ya no comía ni bebía porque fue saturado eternamente por mi Amor que es el mejor alimento. El que esté saciado con este alimento ya no palpará la muerte eternamente y nunca tendrá ya sed de una bebida o hambre de una comida. Y el proceso de dejar su cuerpo físico atrás será una salida consciente desde la vida terrenal para entrar en la Vida de los verdaderamente vivos mediante Aquel que es el verdaderamente Vivo –– el que soy Yo mismo.

4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 Vista móvil Aviso legal