Help

jakob-lorber.cc

1 2 3 resultados 40 - 45 de 45

[GEJ 4.204.4] Consta que las muy primeras grabaciones presentan más bien sólo acontecimientos simples que se refieren a sus rebaños; pero las de más tarde —como lo demuestran estas perlas— ya se refieren a acontecimientos muy importantes, y eso no sólo para aquel gran país y pueblo, sino para toda la Tierra ya... Porque el Señor quería que todo el país fuese una buena escuela preparatoria para su Venida, y por eso había enviado su pueblo fervorosamente elegido, los hebreos, a una escuela de larga duración a Egipto. Moisés, el gran profeta del Señor, había pasado todas las escuelas de su vida en el cuerno de Cairo (“Kahi roug”), en Tebas (“Thebai” y también “Thebsai” = manicomio, aunque más tarde una ciudad muy grande), en Karnag (“Kar nag” = no desnudo, es decir, velado) a Korak (“Ko rak” = humilde como un cangrejo), en las ciudades antiguas de Menfis, de Diathira (“Dia daira” = lugar de servidumbre feudal) y de Elefantina (“El ei fanti” = los descendientes de los hijos de Dios)... y sólo a una edad de 57 años el Espíritu de Dios le destinó a una consagración sumamente sublime al Madan pasando por el Suez como fugitivo ante un cruel Varaon (faraón). La continuación de su historia la podéis leer en las sagradas Escrituras.

[GEJ 4.204.8] Y ved, a la derecha de esta escena veis los pastos ya cercados de muros, y sobre estos veis puestas cabezas de toros con los cuernos dirigidos en todas direcciones, lo que hace alusión a que antes de haber sido levantadas las murallas, los rebaños en los grandes pastos habían sido expuestos a grandes peligros por encontrarse totalmente sin defensa. En los rincones de los muros veis un perro grande, ora de pie, ora tumbado, como si estuviera preparado para la lucha; su nombre era Pas, también Pasthier (=guardia de los pastos), como los antiguos egipcios llamaban estos animales alertos.

[GEJ 4.204.16] También era Shivinz que en Diathira había establecido el primero zodíaco (sa diazc = para los trabajadores), pues primero lo inventó sobre el firmamento y dio a las constelaciones los nombres que correspondían a las circunstancias y los acontecimientos de las temporadas — como pronto vais a ver al desenvolver la quinta perla».

[GEJ 4.205.2] ¡Ved, aquí delante de nosotros, en la parte más brillante y hermosa de la superficie de la perla ya está dibujado un zodíaco de Diathira! El templo aquí representado es colosal: 365 columnas macizas llevan un arco igual de macizo de sillares de granito rojizo, construido sólidamente según las reglas del arte. La elevación más alta del arco es, desde el suelo, aproximadamente 66 alturas del hombre. Todo el arco tiene exactamente 365 aberturas, las que están construidas de tal manera que durante la duración del signo del zodíaco en el que el Sol se encontraba, exactamente a mediodía su luz tenía que caer sobre el centro de una columna puesta verticalmente en el centro del templo. Aunque la luz que pasaba por las demás aberturas a ciertas horas también caía sobre el altar, no pasaba por el centro de la columna, sino siempre algunos grados al lado.

[GEJ 4.205.4] Os vais a preguntar para qué, en realidad, el gran Shivinz había erigido este arco, supuestamente con el mayor esfuerzo del mundo... Pues, ¡en aquellos tiempos aún no existía una división sistemática del tiempo! Lo poco que allí los días alargan o acortan casi no se sentía. La luna era todavía el divisor del tiempo más seguro y más digno. En Diathira, como ciudad de trabajadores obligados por disciplina, era una necesidad el tener una división definida del tiempo no sólo durante el día, sino también durante la noche. De modo que por este motivo y para la introducción de un orden más preciso, nuestro Shivinz había erigido también este arco, lo que le ha costado diez años enteros con cien mil trabajadores en esta obra.

1 2 3 Vista móvil Aviso legal